Abdoulaye Dembele “…y volé de Dakar a Nueva York”

Abdoul Dembele

En el popular barrio de “Los Remedios” de Sevilla, en la esquina de la calle Virgen de Aguas Santas, se encuentra el Locutorio de los “Hermanos Dembele”. Dos amables e incansables senegaleses que trabajando día a día en su negocio, no dudan en regalar una sonrisa a cualquiera que pase por ahí. Hoy, hemos entrevistado al menor de ellos, Abdoulaye Dembele, de 39 años y mejor conocido como “Abdoul” por todos. Hablando un perfecto español, alternando en medio de la entrevista en inglés o en su lengua materna francés, nos comenta que por si hiciera falta también habla italiano y el dialecto de su país…

En Senegal, un país del África occidental que limita al oeste con el océano Atlántico, es donde Abdoul tiene a la mayoría de su familia actualmente.

Su Familia:

Somos 6 hermanos. El hermano con el que vivo aquí y además 4 hermanos en Senegal. Con una notable emoción nos cuenta que el menor de la familia se acaba de licenciar en Farmacia, mientras sostiene su fotografía y nos la muestra con orgullo, estamos muy contentos por él nos dice. Casi todos en mi familia hemos la tenido oportunidad de estudiar, yo estudié Inglés y mi hermano mayor estuvo en los países árabes para estudiar la lengua árabe.

Mi padre le pidió a Dios que uno de sus hijos se quedará en Senegal a estudiar y trabajar, y lo que le ha pedido a Dios, Dios se lo ha dado con mi hermano menor.

Orgulloso de su familia

Senegal, su país:

El 20 de agosto de 1959 Senegal se convierte en república independiente. Desde entonces, ha sido gobernada por tres mandatarios: Senghor fue el primer presidente a raíz de la independencia, repitiendo su mandato en diversas ocasiones hasta 1978, provocando el malestar de la gente por su largo gobierno, dimitiendo a finales de 1980. Abdou Diouf fue el segundo al poder del país, su gobierno se caracterizó por la encolerizada lucha por los límites fronterizos con Mauritania y manteniendo la línea de un periodo largo de gobierno, entre sospechas de fraudes electorales hasta que en el año 2000 se convocan elecciones, y Abdoulaye Wade es electo nuevo presidente.

Yo me considero apolítico, pero si tengo que opinar a mí lo que me gusta mucho es la democracia. Y la democracia como yo la entiendo, normalmente es dejar el poder cuando el mandato termina, pero si alguien se quiere quedar en el poder más de 20 o 30 años, para mí es un dictador.

Nos dice que de momento en el país se respira una paz tensa, el nuevo régimen ha intentado instaurar un tipo de monarquía que pueda heredarse y teme que pueda pasar lo que ha pasado en con los países de la “Primavera Árabe”. La gente comienza a estar harta ahora mismo y no aprueba las reformas que se quieren hacer. Espero que no pase lo que ha pasado en los países árabes. Las elecciones son el 28 de febrero y ha habido algunos conflictos.

Senegal es un país musulmán casi en un 95%, mientras que el resto son católicos. La mayoría de los habitantes de mi país somos musulmanes, pero no tenemos ningún problema con las demás religiones.

Thilogne en la región de Saint-Louis, es su ciudad natal y queda aproximadamente a 12 o 14 horas en autobús de Dakar, donde se lleva a cabo el popular rally. Entre los platos más famosos que ofrece la gastronomía senegalesa, nos dice que el “Arroz con Pescado” es algo que no nos deberíamos perder.

La principal actividad económica de Senegal es la agricultura y la pesca.

Me gusta que se respete la democracia en cualquier país del mundo

Su larga travesía: Burkina Faso, Estados Unidos, Francia, España…

Con un poco de melancolía, Abdoul nos comenta que se arrepiente mucho de haber salido de su país y que de poder volver tiempo atrás, nunca lo hubiera hecho. Su travesía ha sido tan larga como interesante, pasando por países tan distintos como lejanos de su querido Senegal.

Yo salí de mi país en el 96, a los veintitantos años. Me fui a un país llamado Burkina Faso que se encuentra pasando Malí, en donde estuve 2 años trabajando como ambulante.

Antes de nacer, nuestro destino ya está escrito y no podemos hacer nada. Y este es el mío.

Muchos de mis paisanos están en Estados Unidos y me invitaron a ir ahí. Conseguí mi visado y volé de Dakar a Nueva York. Viví en Nueva York, Memphis, y posteriormente me quedé 3 años  en Columbus, Ohio y finalmente en Detroit. Para poder trabajar, el gobierno de Estados Unidos te reconoce como refugiado, no te dan papeles pero puedes solicitar legalmente trabajo y puedes mantenerte.

En total 6 años estuvo Abdoul en Estados Unidos, país del que guarda un buen recuerdo, por la gente de la que se rodeó y por las grandes ciudades, según nos cuenta.

En 2003 llegué a España por invitación de mi hermano y me fui a los 3 meses a Francia, trabajando de lo que podía durante 2 años. Conseguí mis papeles y volví a España para llegar a trabajar con mi hermano.

En Sevilla, los hermanos Dembele, como ya comentaba al principio de la entrevista, tienen un Café-Internet y un puesto en el mercadillo del “Charco de la Pava” que abre al público los domingos.

Su principal motivación para salir del país fue el poder ayudar a su familia, tuve que buscar una alternativa para salir adelante y ayudar a los míos. Nosotros pensábamos que Europa o América eran “El Dorado”, pero en realidad te das cuenta que no lo es. Yo mismo he aconsejado a mi hermano menor que no salga de Senegal. La vida del inmigrante es otra vida.

Siempre movido por ayudar a su familia, Abdoul es un gran ejemplo de lucha, trabajo y esfuerzo.

Sus planes a futuro: Volver a su País…

Ahora mismo no puedo volver a mi país porque aún tengo muchas cosas que hacer en España.

Me quedaré aquí hasta que yo consiga lo que necesito y poder volver a Senegal, montar algo mío y seguir con mi vida junto a mi familia.

Abdoul nos deja reflexivos y sin duda nos despierta mucha admiración. Es de aquellas personas que no te dejan indiferente por su calidez, sencillez y alegría, pero que a la vez ha sabido siempre luchar y levantarse, teniendo siempre en el recuerdo a su familia. No tengo ninguna duda de que la vida le pagará con creces los sacrificios que ha hecho y que de momento le aportan cultura, conocimiento y sabiduría que sólo el que ha vivido en suelos ajenos al propio puede obtener.

Este es Abdoulaye Dembele de Thilogne, Senegal, un ejemplo de vida…

¡Gracias Abdoul!

Fotos por: MARIOLA VILLALÓN CALLE

Anuncios

Acerca de A través del MARCO

Nunca conocerás mejor un país o un lugar, sino a través de su gente. Nunca aprenderás a hacer algo mejor o peor, si no te atreves a hacerlo. Y yo te invito a conocerme a través del Marco.
Esta entrada fue publicada en La Entrevista del Mes. Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Abdoulaye Dembele “…y volé de Dakar a Nueva York”

  1. prisca nahum dijo:

    No cabe duda, gente de trabajo y con ganas de salir adelante con muchas adversidades en su andar, ¡Qué bonita entrevista! Interesante y de ejemplo. Felicidades amor, me encanta lo que escribes siempre.

  2. Angela dijo:

    me encantó!!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s