Liderazgo Marcovich…El éxito no tiene secretos

– ¡Dejarse la vida en cada entrenamiento! Gritaba Raúl Marcovich mientras el sol pegaba sobre la cancha creando una sensación térmica de 40 grados. Nosotros, tratábamos de darlo todo ante las indicaciones de nuestro entrenador ya que  no permitía que cediéramos ni un ápice o que titubeáramos nunca…

A lo largo de nuestra vida hay veces que tenemos la suerte de toparnos con un líder nato, alguien con la capacidad de transmitir ideas predicando con un comportamiento ejemplar, capaz de cambiar la mentalidad de todo un grupo en busca de un objetivo común. Jim Collins en su libro “Good to Great”, llama a estas personas: líderes de nivel 5, y en mi caso en particular, tuve el privilegio de ser dirigido por uno, en la figura del argentino  Raúl Marcovich.

Jugábamos en la segunda división profesional de México en los “Tiburoncitos Rojos de Veracruz”, éramos el filial del equipo de primera, sin derecho a ascenso. La mayoría de los integrantes veníamos literalmente de ser “desechados” de otros equipos y habíamos encontrado una especie de refugio ante nuestros recientes fracasos.

La temporada había comenzado bajo el mando de Rodolfo Vega en la dirección técnica, habiendo rescatado un milagroso empate a cero ante el poderoso equipo de los “Jaguares de Tabasco” de visitantes en la primera jornada, con un esquema completamente defensivo y sufriendo más, que proponiendo alguna idea futbolística. Había pocas expectativas para la campaña. Sin embargo, un súbito cambio ordenado por la directiva hacía que Rodolfo dejará al equipo y nosotros quedáramos momentáneamente sin entrenador.

En el fútbol como en las empresas, ante un cambio en la dirección del equipo siempre hay muchas expectativas, incertidumbre y dudas sobre: ¿Cómo será el nuevo entrenador? ¿Echara mano de la misma gente? ¿Qué nuevas ideas traerá? ¿Cuáles serán los nuevos niveles de exigencia y plan de trabajo?

Aquella tarde, esperábamos sentados al nuevo entrenador argentino del cual nos habían hablado, cuando de repente un señor bajito de 1.60, con un gracioso corte de pelo y un semblante que lucía amable, se nos acercó y nos dijo: Hola chicos, yo soy Raúl Marcovich.

Jim Collins, se refiere al líder de nivel 5 de esta manera: “A diferencia con los estilos de líderes más conocidos, o visibles, esta es una persona mas bien callada y hasta humilde en su comportamiento. No busca la visibilidad pero se siente por su presencia. Es un individuo estoico pero con una firmeza, perseverancia, coraje y persistencia envidiables. Es como la luz para los insectos, atrae sin hacer alardes de su luminosidad, pero todos saben que está allí, dando luz.”  Marcovich reúne todas estas características, y lo pudimos notar desde la primera charla que nos dio.

Una de las primeras cosas que nos dijo, era que él venía a dirigir al mejor equipo del mundo, que venía a dirigir al “Real Madrid”…nos miramos unos a otros pensando que tal vez se había equivocado de individuos o que simplemente decía aquello en un intento para ser aceptado rápidamente por el grupo. Ni se había equivocado, ni quería caer bien, Marcovich lo decía en serio.

Era la semana previa al clásico de la ciudad, jugábamos el sábado contra el “Veracruz Sporting” un rival en teoría plenamente superior, y además equipo del cual varios de nosotros formábamos parte la temporada anterior. Empezamos a notar que lo primero que hizo Marcovich fue analizar lo que tenía: ¿con qué clase de jugadores contaba?, ¿qué experiencia tenían? y ¿cuáles eran sus limitaciones y ventajas? Se planteó uno de los principios que Collins defiende en su libro: primero quién y luego qué. Yo era el

Primero quién y luego qué

portero titular del equipo y sin tener grandes merecimientos personales, me hizo capitán. No recuerdo exactamente el porqué tomó aquella decisión, pero viéndolo unos años después, me devolvió la confianza que había perdido anteriormente y le dio al equipo un portero seguro del cual depender durante toda la temporada.

Habló con los defensas por separado, nuestro ataque comenzaría de atrás hacia adelante. Habló con los medios y les explicó claramente lo que quería, posicionarse con la pelota y hacerla correr por todo el campo. Habló con los delanteros y les dijo que en la temporada se cansarían de meter goles.

Los líderes de nivel 5, combinan bien una alta dosis de realismo con una completa fe en el éxito. Cada vez que bajábamos del autobús para entrenar, antes de pisar el césped, Marcovich pegaba un par de saltos como cábala muy a la argentina, algunas veces nos reíamos cada que hacía esta acción, pero así era él, auténtico y pasional. No dejaba de repetirnos que él dirigía al mejor equipo del mundo, que teníamos que jugar con mucha inteligencia y nunca con vehemencia y que teníamos que estar siempre unidos.

Llegó el día del clásico veracruzano. Se jugaba en el “Pirata Fuente”, el estadio de primera división de la ciudad de Veracruz. Aquél sábado, Marcovich nos pidió que saliéramos a darlo todo en la cancha , que disfrutáramos, que gritáramos los goles, que presionáramos todos juntos al árbitro porque de ese modo no sabría a quién sacarle una amarilla, que como siempre, nos dejáramos la vida. El partido acabó 2-2 y lo ganamos en penaltis, en el vestidor nos pidió que celebráramos la victoria y nos dijo que estaba orgulloso de nosotros, uno a uno nos abrazo y felicitó personalmente y sin darnos cuenta, en una semana nos había cambiado por completo la mentalidad.

Recuerdo como Marcovich se interesaba por el aspecto personal de cada uno de nosotros. Siempre se mostraba atento a nuestros problemas e intentaba dar soluciones, como aquél día en que se enteró que se habían retrasado con nuestros pagos. Nos pidió que esperáramos en el vestuario, que traería a una persona interesante: fue a las oficinas del Club y a través un poco de engaños, llevó al responsable de la contabilidad frente a nosotros para que nos diera una explicación lógica ante los impagos.

En el libro “Mourinho versus Guardiola: Dos métodos para un mismo objetivo” de Cubeiro y Gallardo, se habla de las seis disciplinas claves para fomentar la credibilidad de un líder de Kouzes y Posner:

  • Descubrirte a ti mismo
  • Valorar a los miembros del equipo y su diversidad
  • Afirmar los valores compartidos
  • Desarrollar la propia capacidad
  • Servir a un propósito
  • Mantener la esperanza a través del optimismo inteligente

La motivación y optimismo eran claves para Marcovich. Nos pedía que buscáramos frases de motivación y que al final de cada entrenamiento, por turnos diarios, las explicáramos al  resto del equipo. Buscaba también servir a la sociedad y organizó visitas del equipo a niños de escasos recursos. Siempre nos pedía que fuéramos amables con la prensa, ya que el futbol no sería lo mismo sin ellos.  Siempre buscaba un extra más allá del deporte, más allá del futbol, que alimentara nuestra formación como personas y no solo como deportistas.

Conforme pasaron los partidos, “Marco” había creado en el grupo una cultura de disciplina, siguiendo el enfoque que el mismo había establecido, asumiendo siempre su responsabilidad cuando teníamos un  mal partido y actuando con modestia en los momentos en que mejor jugamos durante la temporada.

Gritó con nosotros cada gol anotado. Reclamó a los árbitros cada jugada mal juzgada. Nos abrazó siempre después de cada triunfo. Nos reprendió cuando nos equivocábamos. Nos mostró que para conseguir el éxito no hay más secretos  que el trabajo, la disciplina y la pasión con la que se hacen las cosas.

Pasión, Disciplina y Trabajo

No llegamos a ser el Real Madrid. Ni siquiera llegamos a ser campeones aquel torneo. Tan sólo calificamos a cuartos de final y robamos la atención de la prensa, pero nos convertimos en un equipo ganador, en un equipo que creía en cada uno de sus integrantes y sobre todo, en un equipo que creía en la esperanza de un líder transmisor del que aceptábamos su dirección, porque nos sentíamos bien aceptándolo.

Claro que lo que yo les cuento no tendría tanto valor, si no se probara que la combinación de estos valores y pensamientos conducen al éxito. El entrenador argentino después de aquella buena temporada, dirigió a los “Tiburones Blancos de Xalapa” en donde también tuvo una aceptable labor. Sé de buena fuente que dirigió a algunos equipos de la primera división de Perú como el “Sport Boys” y el “Bolognesi” y después le perdí el rastro…

El 03 de julio de 2010, veía por televisión como se jugaba uno de los partidos más dramáticos y duros del Mundial de Sudáfrica, los Cuartos de Final entre España y Paraguay. Los españoles favoritos en el papel, se vieron las caras con un férreo, atrevido y duro equipo paraguayo que por poco los deja fuera de la competición. Ese día en el banquillo de Paraguay, como asistente técnico, estaba sentado un viejo conocido formando parte de aquél gran grupo guaraní: Raúl Marcovich.

Raúl Marcovich con la selección de Paraguay en el Mundial de Sudáfrica 2010

Bibliografía

COLLINS, Jim. Good to Great, Ed. Harper Collins, 2001. 320 pp.

 CUBEIRO, Juan Carlos y GALLARDO Leonor. Mourinho versus Guardiola: Dos métodos para un mismo objetivo, Ed. Alienta, Barcelona 2010. 221 pp.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Del Día a Día... y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

14 respuestas a Liderazgo Marcovich…El éxito no tiene secretos

  1. Hele Mary dijo:

    Me encantó Marco! de verdad…mucho!…me mantuviste interesada en la historia y acabé queriendo conocer a ese famoso hombre y buscar un poco lo que el logró transmitirles…gracias 🙂 y felicidades!

  2. Gracias a tí por leer el post y tu comentario nena =)

  3. Luis Miguel Gonzales dijo:

    Gracias Marco por compartir tus experiencias , muy positivas por cierto. Te escribo desde Perù, recuerdo muy bien al Profesor Marcovich cuando dirigiò a 2 clubes de primera divisiòn aqui. Tengo entendido que hoy està en Newell’s Old Boys de Argentina , es parte del comando tècnico que dirige Gerardo Martino.
    Saludos desde Lima, un abrazo gigante…

    • Hola Luis Miguel, que gusto que me escribas desde ese bonito país. Gracias por tus palabras, creeme que entrenar al mando del profe Marcovich fue toda una experiencia y por eso la compartí. Gracias también por la información sobre su paradero, trataré de ponerme en contacto con él. Saludos hasta Perú!

  4. Héctor Gordillo dijo:

    Marco me da muchísimo gusto leer tu artículo. Te felicito. Me encantó la forma en que desarrollaste el tema del liderazgo, sobre todo por los gratos recuerdos que han venido a mi mente.
    Te mando un gran abrazo y espero que nos veamos pronto hermano.

    • Mi estimadísimo “Tibibiris” gracias por leer el artículo y por tu opinión, la verdad es que sí, una gran etapa la que pasamos en Tiburoncitos ¿Cómo encontraste el artículo por cierto? jeje por curiosidad….y otra cosa, estoy en contacto con el profe Marcovich y me ha dicho que le de su mail a quién quiera saludarlo, su mail es: marcodavid13@hotmail.com

  5. Ossier dijo:

    un articulo de 10 puntos…. como olvidar esa
    tarde cuando sin ninguna explicacion
    razonable nos llaman al club y estando
    arriba del autobus nos dan la noticia y
    aparece este gran personaje y nos dice
    mirando nuestros ojos temerosos ” el club
    no se tomo la molestia de una presentación,
    pero no hay mejor presentacion que la que
    se realiza de frente” en ese momento pasó
    a darnos la mano uno a uno en nuentros
    acientos. … como entrenador un fuera de
    serie y como persona un gran ejemplo a
    seguir… gracias hector me hiciste recordar
    grandes momentos y muchos aprendizajes.

    Marco ufff sin palabras me hiciste recordar tantas cosas con este articulo … arriba agradesco a Hector que me lo enlazó pero no me puedo ir sin agradecerte a ti por tus lineas te mando un saludo afectuoso y un fuerte abrazo.

    • Muchas gracias Ossier, la verdad que traté de escribir las cosas tal y como las vivímos y me da gusto que compartamos opiniones sobre el equipo y el profe. Lo mismo que le escribí a Héctor arriba, el profe ahora trabaja en Newells Old Boys en Argentina y me ha dejado su mail por si quieren saludarlo: marcodavid13@hotmail.com , un abrazo fuerte!

  6. hugo armando solano garcia dijo:

    Mi querido Marcos!! Sin duda.. Me acabas de hacer este hermoso viernes con esta humilde y muy significativa reseña de un gran personaje, agradezco a dios por haberme dado la oportunidad de haber sido mi entrenador.. Como poder olvidarlo.. Si en mi hizo cosas que ni yo sabia que podia hacer.. Como olvidar aquellos consejos que me brindaba “si no metes un gol…. Cada semana.. Como pretendes ir a cobrar cada quincena”… El me dio mucho… Sobre todo seguridad, confianza.. Bueno.. Me cansaria de decir cosas tan hermosas que aun recuerdo de el… Como por ejemplo.. Lo inexplicable que cada vez que llegabamos a un entrenamiento se ponia hablar por telefono… O aquella frase recurrente cuando praticabamos de buena manera “bien, bien,bien” sin duda, era un lider.. Y hoy donde quiera que este que dios lo bendiga…. Muchas gracias Marco!! 😉

  7. Lucio (chano) Gamboa dijo:

    Que barbaro pura figura se junto en este blog, un saludo Marco y un abrazo, exclente articulo y a pesar de que yo no estuve en ese grupo escuche mus buenas cosas del profe Marcovich y que mejo que recordarlas despues de aquellos años maravillosos en la que verdaderamente eramos unos guerreros dando nuestro mejor esfuerzo por sobresalir en el fútbol, que a pesar de que no logramos ser figuras como lo soñábamos, sabemos que toda esa disciplina, entrega y esfuerzo nos esta sirviendo para salir adelante dentro de nuestra vida en general un abrazo fuerte y gusto saber de ti despuesnde tantos años, saludos y éxito a todos!

    • Estimadísimo Chano! Así es, tienes mucha razón, el futbol al final nos ha dejado puras cosas positivas que ahora estamos aplicando en el día a día. Me alegra saber de tí, y a ver si entre tanto comentario de todos, organizamos un convivio un día de estos no? Abrazo!

  8. Raul Diaz Mortera dijo:

    El profe marcovich como olvidarlo, tambien me entere que anda apoyando al barsa, a mi me dirigio en Sporting Club de Veracruz, despues nos cambiaron el nombre a Tiburones Blancos de Xalapa, estabamos en la segunda division. Solo que hubo muchos malos movimientos con ordenes desde arriba y salimos varios entre ellos el mismo profe marcovich, me toco todavia despues felix cruz barbosa pero nunca me cayo bien, no era como marcovich en nada le llegaba. Aun recuerdo el viejo autobus blanco que nos lo dieron los del primer equipo y que no le servia ni el clima. Al buen damian grosso, me llevaba muy bien con el.. buenos recuerdos. Saludos a todos ex compañeros de tiburones.

  9. RAUL MARCOVICH dijo:

    GRACIAS-GRACIAS- A USTEDES-GRACIAS A TIBURONES ROJOS QUE ME ABRIO LA PUERTA
    EN MEXICO-GRACIAS A TIBURONES BLANCOS, GRACIAS POR TODOS LOS COMENTARIOS DE USTEDES- APRENDI MUCHO AL LADO DE USTEDES-MIS JUGADORES- Y TAMBIEN FUI MUY FELIZ VIVIENDO EN VERACRUZ, MI NUEVO MAIL ES rdmarcovich@hotmail.com
    G R A C I A S!!!!!!!!!!!! RAUL MARCOVICH

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s